Acné y Ovarios Poliquísticos, Entérate De La Verdad

La verdad sobre el acné y los ovarios poliquísticos

No sé vosotras pero yo siempre he tenido mucho acné desde bien jovencita, sobre los 12 o 13 años comencé a tener la piel muy grasa y una gran cantidad de acné por cara, espalda y escote.

Acudí a dermatólogos que sólo me recetaban cremas y jabones sin profundizar más allá en el tema. Yo, por mi parte, no sabía que eran los ovarios poliquísticos y achacaba mi acné a que mi padre también tuvo muchos granos, así que pensaba: “bueno es genético, qué le voy a hacer”.

Hace un par de años descubrí que tenía ovarios poliquísticos (SOP), que una de sus consecuencias era el acné y cómo cambiar mi estilo de vida a Paleo podría ofrecerme esa solución tan ansiada. No es magia, es ciencia.

Lo que aún dicen sobre el acné

Aunque cueste creerlo aún, la opinión de muchos dermatólogos es que el acné se resuelve a base de cremas, jabones y, en su último estrago, el tratamiento con pastillas. ¿Quién no conoce Roacutan?

La dermatología convencional aún supone que las bacterias en la piel son la principal causa del acné y, en parte es verdad, ya que las bacterias juegan un papel importante, pero es mínimo en comparación con el impacto que tiene el desequilibrio hormonal sobre nuestra piel.

¿Sabemos cómo se produce el acné?

Es algo muy sencillo de entender; el acné de desarrolla en tres pasos:

  1. Los andrógenos (hormonas masculinas) pueden crear un exceso de aceite en la dermis de la piel, haciendo que los poros de obstruyan.
  2. La inflamación interna que presenta nuestro cuerpo ataca a los poros obstruidos.
  3. Las bacterias existentes en la piel infectan los poros obstruidos causando la inflamación y haciendo que el grano sea grande y doloroso.

Las dos principales causas del acné son el desequilibrio hormonal y la inflamación, y las bacterias podríamos decir que colaboran a empeorar la situación, pero no son la causa principal.

Resistencia a la insulina, ovarios poliquísticos y acné

Como bien sabemos, la resistencia a la insulina es la causa de los ovarios poliquísticos y, por  tanto, la razón de que muchas mujeres desarrollemos acné. Esto ocurre debido a un simple mecanismo: la insulina estimula la producción de los andrógenos (normalmente testosterona) en los ovarios. A su vez, los andrógenos estimulan la producción de aceite en la dermis de la piel y el resultado es el acné.

Estrés y desequilibrio hormonal

El estrés es un factor muy importante para la salud de nuestra piel, por multitud de razones.

En primer lugar, la piel contiene los receptores de la hormona del estrés. Cuando estamos estresadas, la piel lo nota. El estrés también es inflamatorio. Se inflama el intestino, incita al sistema inmune, y hace que la piel pague las consecuencias. Tanto el estrés psicológico como fisiológico, contribuyen en gran medida a la inflamación.

Por último, el estrés desempeña una función en el cuerpo conocida en inglés como “pregnenolone steal”, es decir, la pregnenola, que es una hormona adrenal que en su estado normal se dedica a producir estrógeno y otras hormonas femeninas; pero cuando sufrimos de estrés, las hormonas como la DHEA-S se dedican a “robar” pregnenola.

Esto es bastante problemático ya que la producción de estrógenos nos ayuda a equilibrar la producción de la testosterona y, además, la DHEA-S actúa de manera similar a los andrógenos respecto a la piel estimulando la producción de aceite en la dermis.

Tengo ovarios poliquísticos y acné, ¿qué hago?

Después de leer todo lo anterior, te sigues preguntado qué puedes hacer para cambiar tu situación. Muy sencillo: ¡Cambia tu estilo de vida!

Una dieta rica en alimentos con alta carga glucémica como el pan o las patatas blancas, eleva los niveles de insulina en sangre aún más. Por lo tanto, desencadena al acné. Otro grupo de alimentos muy estrechamente relacionados con el acné son los lácteos, la alta carga glucémica de la leche aumenta los niveles de una enzima llamada mTORC1, que ayuda a regular la forma en que el cuerpo maneja la insulina y leucina (una proteína de la leche).

Afortunadamente, vamos avanzando y cada vez tenemos más recursos, más conocimiento, más ganas de investigar y de ir más allá. Desde PaleoSOP podemos afirmar que no hay nada más poderoso para la salud de tu piel que mejorar la calidad de tu dieta. Si comemos alimentos ricos en nutrientes que apoyen una función hormonal correcta y nos basamos en una dieta antiinflamatoria, nuestra piel cambiará completamente.

El estilo de vida Paleo contribuye a una reducción de la respuesta a la insulina, lo que se traduce en un mayor control hormonal,  que te permitirá mejorar los síntomas del SOP, incluido el acné.

¿Tú también has experimentado una reversión en el acné siguiendo un estilo de vida saludable? Déjanos tu comentario, seguro que puedes ayudar a muchas chicas.

María C.

Co-Fundadora

Blogger sobre SOP y estilo de vida Paleo.

¿Nos sigues en Facebook?
No, gracias
×
Did you like it?
Share it on Facebook
No Thanks