Cuando El Dolor Menstrual No Es Normal | Ovario Poliquistico | PaleoSOP

Cuando El Dolor Menstrual No Es Normal

Sentir dolor o molestias antes y los primeros días de la menstruación es un proceso normal, pero ¿qué pasa cuando ese dolor menstrual es incapacitante, afecta el desempeño de tus actividades diarias y sobre todo a tu estado de ánimo?

Si este es tu caso, es aconsejable que entiendas qué ocurre con tu cuerpo y especialmente que empieces a buscar soluciones a esta condición. De lo contrario, el malestar se repetirá todos los meses de cada año durante toda tu vida fértil.

En PaleoSOP estamos interesadas en tu bienestar, es por ello que hoy te traemos información de valor sobre las causas de la menstruación excesivamente dolorosa.

Origen del dolor menstrual

La dismenorrea o el dolor menstrual se clasifica en dismenorrea primaria y secundaria.

La dismenorrea primaria se refiere a ese dolor intenso tipo cólico que se presenta justo antes de la menstruación o durante los primeros días, cuando no existe alguna enfermedad pélvica o asociada al aparato reproductor.

Se desconoce cuál es la causa de la dismenorrea primaria, se ha indicado que se debe a la liberación excesiva de prostaglandinas, la cual desencadena contracciones uterinas y dolor abdominal inferior.

Las prostaglandinas son hormonas que inducen la contracción del músculo del útero para facilitar el desprendimiento del endometrio cuando no ha sido fecundado. Por otra parte, la dismenorrea secundaria se origina por alteraciones del aparato reproductor.

Tiene como característica diferencial que, a medida que transcurre el período menstrual, el dolor tiende a empeorar y es posible que no ceda cuando terminr el período de sangrado, a diferencia de la dismenorrea primaria.

Entre los problemas más comunes asociado a dolor menstrual están:

Endometriosis: la primera causa del dolor menstrual severo

La endometriosis es una patología donde el tejido que recubre el interior del útero se encuentra en áreas del aparato reproductor donde no debería estar, tales como los ovarios, las trompas de falopio, detrás del útero y la vejiga.

Este tejido presenta los mismos cambios del revestimiento del útero como consecuencia de la acción de hormonas, es decir, se descompone y sangra.

El sangrado de estas zonas, donde en un principio no debería haber sangrado, suele provocar dolor especialmente durante el periodo menstrual.

Después del sangrado se genera tejido cicatrizante, el cual puede generar uniones, denominadas adherencias, en la pelvis o entre las zonas del aparato reproductor, que causan más dolor.

Influencia de la dieta en la aparición de dismenorrea

Son múltiples los factores asociados a la presencia del dolor menstrual, tales como:

  • Inicio de la menarquía a temprana edad
  • Nuliparidad, no haber dado a luz
  • Flujo menstrual abundante
  • El tabaco
  • Antecedentes familiares de los factores nombrados

Las investigaciones recientes han señalado el papel que tiene la dieta y los hábitos de alimentación con el origen de la dismenorrea.

De este modo se ha reportado que la ingesta de azúcar y cafeína incrementa el dolor menstrual, mientras que una mayor ingesta de vegetales y frutas lo disminuye.

Conoce los efectos nocivos del azúcar en nuestro artículo especial: El azúcar: un dulce veneno

Tal como lo demuestra el estudio llevado a cabo con 67 estudiantes universitarias que sufren de dismenorrea, en cual se les indico llevar una dieta con una adecuada ingesta de fibra, de pescados, más de 1000 mg de calcio a través de la ingesta de nueces y almendras; con restricción en la ingesta de cafeína, la exclusión de picantes y bebidas carbonatadas.

Las estudiantes que cumplieron la dieta durante 3 ciclos menstruales presentaron  disminución significativa en la puntuación de la escala de dolor con respecto a las estudiantes que no realizaron dieta.

Nutrientes que ayudan a combatir el dolor menstrual

Queremos ayudarte a mejorar tu elección de alimentos para prevenir y minimizar los dolores menstruales. Por ello, te preparamos una selección de nutrientes que ayudan a combatir el dolor menstrual.

Aceite de pescado

El aceite de pescado puede prevenir los síntomas de la dismenorrea, como dolor abdominal y, hasta cierto punto, el dolor lumbar.

En el aceite de pescado es rico en ácidos grasos omega-3, los cuales se incorporan a los fosfolípidos de la pared de las células y compiten con la síntesis de prostaglandinas, reduciendo su producción y con ello los síntomas asociados a la dismenorrea.

En el estudio de la Caspian Journal of Internal Medicine realizan una comparación entre el efecto del aceite de pescado y el ibuprofeno, medicamento que se utiliza de forma habitual para controlar el dolor menstrual.

De las 120 participantes, 60 recibieron 1000 mg de aceite de pescado durante un ciclo menstrual mientras que las otras 60 participantes recibieron ibuprofeno cuando presentaron dolor asociado a la menstruación.

Al culminar el estudio, los resultados mostraron que la efectividad del aceite de pescado para tratar la dismenorrea severa fue tan buena como la del ibuprofeno.

Magnesio

Una cantidad considerable de estudios, sugieren que la deficiencia de magnesio también puede desempeñar un papel importante en afecciones clínicas como el síndrome premenstrual, la dismenorrea y los síntomas relacionados con la posmenopausia.

¿Sufres en silencio de ovulación dolorosa? Busca ayuda. El primer paso es leer nuestro artículo: Ovulación dolorosa. ¿Es normal?

Actualmente se sostiene que los mecanismos por los cuales el magnesio disminuye el dolor menstrual son aliviar la contracción miometrial e inducir la relajación muscular al competir con el calcio para entrar en las células.

A pesar que se requiere mucha más investigación, sabemos que necesitamos incluir magnesio en nuestra dieta para controlar ese dolor menstrual limitante sobre todo en aquellos días cercanos al sangrado.

Recomendamos incluir en tus comidas alimentos como:

  • Semillas de calabaza
  • Acelga
  • Espinaca
  • Castañas
  • Almendras

Si el aporte de magnesio de tu dieta es muy limitado, tienes la posibilidad de agregar un suplemento nutricional para complementar.

Zinc

Un adecuado aporte de zinc se ha asociado con una mejoría del dolor menstrual, al incrementar la microcirculación, prevenir la isquemia, inactivar radicales de oxígeno y disminuir la producción de proteínas proinflamatorias.

Tal como lo demuestra el estudio de Zekavat y col. quienes con 120 participantes adolescentes crearon un grupo que recibió 50 mg/día de sulfato de zinc desde el primer día de la menstruación hasta tres días antes del final de la misma durante 3 meses. Por su parte, el otro grupo recibió un placebo.

Luego de la intervención hallaron una disminución significativa, tanto en la intensidad como en la duración del dolor menstrual, en aquellas participantes que recibieron la suplementación con zinc.

Incorporar alimentos que son fuentes de zinc en tu dieta es muy sencillo. Este es un nutriente ampliamente distribuido en la naturaleza. Lo puedes conseguir en alimentos como:

  • Carne de res
  • Animales marinos: pescados, mariscos, ostras, etc
  • Yema de huevo
  • Nueces y semillas.

Vitamina B1

La tiamina es la primera vitamina descubierta que es soluble en agua. Es eficaz en diferentes actividades corporales tales como:

  • Producción de hemoglobina
  • Metabolismo de carbohidratos
  • Actividades del sistema nervioso
  • Actividades del sistema muscular

Actualmente se ha empleado como tratamiento alternativo para el control del dolor menstrual, un trastorno resultante de la contracción de la matriz muscular uterina.

Investigadores de Irán evaluaron el efecto de la vitamina B1 en el tratamiento de la dismenorrea de moderada a severa.

Para ello, suplementaron con 100 mg de vitamina B1 a 76 estudiantes universitarias, mientras que otras 76 estudiantes recibieron tratamiento del dolor menstrual con 400 mg de ibuprofeno.

Luego de 2 meses de intervención, las participantes presentaron una disminución significativa en la intensidad y duración del dolor menstrual tanto con el uso de vitamina B1 como con el ibuprofeno.

Vale la pena recordar que el ibuprofeno está asociado con complicaciones digestivas y renales, mientras que la vitamina B1 ni siquiera se asocia a toxicidad debido a su solubilidad.

Entre las principales fuentes alimenticias de vitamina B1 encontramos:

  • Pescados
  • Carnes magras e hígado de res
  • Huevos
  • Frutos secos

El abanico de nutrientes que pueden ser utilizados para el tratamiento del dolor menstrual severo es amplio y variado. La naturaleza nos da la solución para la dismenorrea. Sólo tenemos que empezar a tomar lo mejor que puede ofrecernos. En caso de considerar la suplementación prueba la alternativa que mejor se ajuste a tus preferencias sin dejar de incluir fuentes alimenticias de los demás nutrientes.

Si quieres leer más sobre cómo tener una regla saludable, te recomendamos el libro de Lara Briden.

[amazon_link asins=’0648352420′ template=’paleosop’ store=’p0343-21′ marketplace=’ES’ link_id=’39c68802-28d3-46ab-80c9-20b681c282d9′]

¿Te ha gustado el artículo sobre el dolor menstrual? ¡Coméntanos tu opinión más abajo y no te olvides de seguirnos en Instagram y Facebook!

 

Referencias

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1028455917303030?via%3Dihub
https://www.acog.org/~/media/B330C196D7574B68B6B1B48E34F96A65.pdf
https://www.ejog.org/article/S0301-2115(18)31148-5/fulltext
https://www.jle.com/fr/revues/mrh/e-docs/magnesium_in_the_gynecological_practice_a_literature_review_309489/article.phtml?tab=texte
Avatar
María C.

Co-Fundadora

COACH NUTRICIONAL Y TÉCNICO SUPERIOR EN DIETÉTICA EN PROCESO. CONSULTORA DE MARKETING DIGITAL.[email protected]

¿UN EBOOK PARA VENCER EL SOP? ¡LO TENEMOS! CONSÍGUELO AQUÍ >

X
Únete a Nosotras
¿Sabes qué es peor que tener SOP? Tener que afrontarlo sola. Sabemos cómo te sientes, nosotras también hemos pasado por ello. Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de las últimas novedades.