Hipotiroidismo y Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Hipotiroidismo, una enfermedad autoinmune

El hipotiroidismo se da en un alto porcentaje de pacientes con SOP, ya que es frecuente en personas con RI (Resistencia a la Insulina). Tal y como describe el Dr. Ludwig Johnson en su libro Su endocrino en un minuto, el hipotiroidismo es la “artritis de la glándula tiroides”, es decir, una reacción autoinmune producida por aquellos alimentos que nos causan inflamación, agrietan el intestino permitiendo el paso de macromoléculas al organismo para posteriormente ser atacadas por nuestro sistema inmune.

Una gran cantidad de personas padecen hoy en día hipotiroidismo y se estima que un 5% de los casos tienen los exámenes de sangre completamente normales. Las estadísticas también nos desvelan que es posible que una de cada ocho mujeres desarrolle la enfermedad. Se produce cuando disminuye la actividad de la glándula tiroides, la cual es una parte bastante importante de nuestro cuerpo y su mal funcionamiento causa estragos en el organismo.

En general, la solución médica a este problema es la levotiroxina o suplementos de yodo pero, ambas soluciones no suelen ser completamente eficaces, tras el alivio temporal los síntomas suelen volver. Y es que, como decíamos al principio, el hipotiroidismo es una enfermedad autoinmune. Es importante recordar esto muy bien:

HIPOTIROIDISMO = ENFERMEDAD AUTOINMUNE

Según las investigaciones, el 90% de las personas que padecen esta enfermedad producen anticuerpos que atacan a la tiroides provocando una caída en los niveles de hormonas tiroides. Esta forma de hipotiroidismo se conoce también como enfermedad de Hashimoto.

¿Cuáles son los síntomas del hipotiroidismo?

Normalmente los síntomas del hipotiroidismo son los siguientes:

– Depresión

– Ganancia de peso

– Piel seca

– Caída del pelo

– Debilidad muscular

– Menstruación irregular

– Uñas quebradizas

– Fatiga

– Dolor muscular

– Intolerancia al frio

– Estreñimiento

– Pulso lento

– Temperatura corporal basal baja

– Retención de líquidos

Estos son sólo algunos de los síntomas del hipotiroidismo, pero hay muchos más. Si no has sido diagnosticada y padeces varios de estos síntomas sería recomendable realizarte un análisis de sangre completo incluyendo: Hematología completa, anticuerpos anti TPO, anticuerpos anti tiroglobulinas, TSH, T4 libre, T3 libre, Cortisol am, Prolactina, hierro sérico y ecosonograma tiroideo.

¿Cómo saber si tengo hipotiroidismo?

Los valores reales en los análisis de sangre

Como hemos mencionado anteriormente, el análisis de sangre ha de ser completo ya que aunque no tengamos un problema de tiroides primario si que podemos tener uno secundario como sería el caso de las tiroides autoinmunes.

Es muy importante dar con un especialista que esté actualizado en el campo de las tiroides y que no se conforme solo con ver el resultado de la TSH ya que esto no es suficiente para determinar el funcionamiento de las tiroides.

El hecho de que muchos médico solo se guíen por el valor de la TSH hace que millones de personas es todo el mundo se queden sin diagnosticar y lleven una calidad de vida mala debido a los síntomas del hipotiroidismo.
Valores actualizados según la Asociación Americana de Endocrinos.

TSH


 

La hormona estimulante del tiroides o conocida como TSH, es la hormona que se encarga de producir las hormonas tiroideas y de esta forma ordenar a la glándula tiroides.

– Hipertiroidismo: menos de 0.3

– Normal: 0.3 – 3.0 mIU / L

– Hipotiroidismo: Más de 3.0

En este aspecto surge un problema, los valores de referencia de TSH utilizados aún por algunos laboratorios son tan amplios que a menudo los médicos consideran tan normal un resultado de 0.2 como de 5.5, pudiendo pasar desapercibido un problema de tiroides.

The Lancet, posiblemente una de las revistas científicas más prestigiosas del mundo, a menudo informan de nuevos hallazgos médicos, afirman que los datos epidemiológicos comienzan a sugerir que las concentraciones de TSH superiores a 2.0 (mU/L) puede estar asociada con efectos adversos de salud por deficiencia de tiroides.

Si tu TSH se encuentra por encima de 2.5 y, consideras que tienes algunos de los síntomas mencionados anteriormente asociados con la deficiencia de tiroides y triglicéridos y colesterol cerca del límite, es posible que quieras pedirle a tu médico que desafíe los rangos de referencia y solicitar una prueba terapéutica con levotiroxina sódica.

T4


 

La hormona T4 es la que se conoce como tiroxina. En los análisis de sangre que se hacen para valorar el funcionamiento de esta glándula se deben de tomar en cuenta tanto la T4 libre como la T4 total (suma de T4 + T4 libre).

Valores actualizamos de la T4:

– T4 total: Aprox. 5.4 – 11.5 ng/dl (4.5 – 12.5 µg/dL)

– T4 libre:  0.8-1.8 ng/dl, aunque el nivel óptimo estaría entre 1.3-1.4 ng/dl

T3


 

La triyodotirotina hace referencia a la T3. Esta hormona es muy importante ya que nos da energía y marca al organismo la velocidad para hacer las funciones como la respiración, la digestión, etc…Como ocurre con la T4 es esencial que se midan la T3 libre y la T3 total.

Valores actualizamos de la T3:

– T3 Total: 80 – 220 pg/ml (0.8 – 2.0 ng/ml o 0.9 – 2.8 nmol/L)

– T3 libre: (0.2 – 0.5 ng/dL) 260-440 pg/ml o 2.3 – 4.4 pg/ml. Aunque el nivel óptimo estaría entre 3.5-3.7

Con esto os queremos decir que es sumamente importante que os pongáis en manos de especialistas que estén actualizados en el tema de tiroides y que no se dejen llevar por los amplios valores que muchos laboratorios utilizan habitualmente. Recuerda, se trata de tu calidad de vida.

Tratar el hipotiroidismo centrándose en la causa

El sistema inmune de una persona puede verse afectado por varios factores, pero una de las más importantes es comer alimentos que tu cuerpo no puede digerir bien. Con esto nos referimos a grandes cantidades de hidratos que tu cuerpo no es capaz de digerir y que a la larga acabarán por causar resistencia a la insulina y diabetes tipo 2.

Estudios recientes están relacionando la sensibilidad al gluten con la enfermedad de Hashimoto, ¿cómo se explica esta conexión? la estructura molecular de la gliadina, una porción proteica del gluten, es semejante a la de la glándula tiroides. Cuando la gliadina pasa al torrente sanguíneo a través de las paredes intestinales, nuestro sistema inmune se defiende atacando tanto a las gliadinas como al tejido tiroideo.

El tratamiento médico consiste en aportar la hormona que falla en su versión sintética, estaríamos por tanto hablando de un parche que tapa los síntomas pero no actúa sobre la raíz del problema.

Interesante artículo al respecto: Conexión Hipotiroidismo-Gluten

Hipotiroidismo y Síndrome de Ovarios Poliquísticos

Existe una correlación clara entre Hipotiroidismo de Hashimoto y el Síndrome de Ovarios Poliquísticos, en 2012 un estudio encontró que las mujeres con SOP tenían un aumento del 65% en los anticuerpos peroxidasa tiroidea (TPO siglas en inglés), y un aumento del 26,6% en la incidencia de bocio, en comparación con los sujetos de la misma edad. La presencia de los anticuerpos peroxidasa tiroidea en tu sangre sugiere que la causa de la enfermedad tiroidea se debe a un desorden autoinmune.

En el 2013 otro estudio encontró que en un total de 6 estudios con 1605 mujeres, hubo un aumento de la prevalencia de hipotiroidismo autoinmune, el aumento de la TSH sérica, aumento de anticuerpos anti TPO, y anticuerpos anti TG en mujeres con síndrome de ovario poliquístico en comparación con los otros grupos de control.

Por último, un estudio reciente mostró que las mujeres que sufren de infertilidad relacionada con el Síndrome de Ovarios Poliquísticos, que a su vez tenían niveles más altos de anticuerpos anti-TPO fueron significativamente más propensas a ser resistentes a Clomid (medicamento usado para producir la ovulación en mujeres con ciertas condiciones médicas que impiden que la ovulación ocurra naturalmente). El estudio llegó a la conclusión de que la enfermedad tiroidea autoinmune se asocia con una mala respuesta al tratamiento en mujeres infértiles que sufren de síndrome de ovario poliquístico.

Dada la positiva correlación entre SOP e Hipotiroidismo, una mujer con SOP debe ser evaluada a fondo para asegurarse de tener todos los valores correctos. Una vez diagnosticado, el cambio en el estilo de vida a través de una dieta que reduce la inflamación y los niveles de insulina como el estilo de vida Paleo, y los suplementos que se ocupan de la regulación hormonal, se puede observar una notable mejoría, habiéndose dado casos en los que se ha podido incluso abandonar la medicación.

Paleosop
Paleosop

Dieta Paleo enfocada al Síndrome del Ovario Poliquístico. Para mujeres inconformistas.

¿Nos sigues en Facebook?
No, gracias
×
Did you like it?
Share it on Facebook
No Thanks