Suplementos para la pérdida de cabello. ¿Mito o realidad?

Hoy en día se comercializa toda una colección de suplementos nutricionales que prometen ser eficaces para la pérdida de cabello. Nos bombardean en las principales épocas de caída con montones de anuncios de vitaminas anticaída de diversas marcas conocidas.

La cuestión es, ¿están estos suplementos exentos de riesgo? ¿puede resultar perjudicial suplementarse en ausencia de deficiencia? ¿existe evidencia suficiente de la efectividad de las múltiples vitaminas contenidas en estos suplementos?

La realidad es que actualmente no existe literatura sobre los efectos de la suplementación en individuos sin deficiencia de nutrientes y, una sobre-suplementación de ciertos nutrientes, incluyendo selenio, vitamina A, y la vitamina E, se ha relacionado con la pérdida de cabello. Sorprendentemente el suplemento de pelo más vendido en Amazon contiene vitamina A y E. Nos hacemos entonces la siguiente pregunta:

¿Estamos siendo engañados con los suplementos para la pérdida de cabello?

Vamos a hacer un repaso de evidencia disponible de los efectos de la suplementación, tanto benéfica como adversa, en la pérdida de cabello.

Hierro

Es probablemente la deficiencia más común del mundo y causa conocida de pérdida de cabello. Lo que no está del todo claro es en qué grado.

Aunque se han realizado múltiples estudios de investigación, se desconoce si una deficiencia de hierro contribuye a la pérdida de cabello, ya que se han observado resultados contradictorios.

Al no contar con respuestas definitivas, es importante que cada paciente sea evaluado. Suplementarse con hierro no debe hacerse a la ligera sin acompañamiento profesional porque se podría sufrir complicaciones potencialmente graves, una sobrecarga de hierro puede causar toxicidad.

En líneas generales, recomiendan el tratamiento de la deficiencia de hierro, con o sin anemia, con fuentes dietéticas y suplementos orales de hierro cuando sea necesario, con una meta de ferritina superior a 50 μg / L ó 70 μg / ml. (ver estudio) (ver estudio)

Zinc

La deficiencia de zinc puede ser heredada o adquirida y puede afectar a múltiples sistemas de órganos. Síntomas comunes pueden ser diarrea, efectos inmunológicos y retraso en la cicatrización de heridas. Pueden producirse anomalías en el gusto y el olfato. Los efectos cutáneos incluyen dermatitis acral y periorificial, mientras que los cambios de pelo incluyen efluvio telógeno y cabello quebradizo.

La deficiencia de zinc adquirida puede estar relacionada con síndromes de malabsorción, como la enfermedad inflamatoria intestinal (ver estudio). También puede ocurrir en casos de disfunción hepática o renal, mujeres embarazadas (ver estudio) y pacientes con alcoholismo. Los fármacos que pueden afectar los niveles de zinc incluyen el ácido valproico y ciertos antihipertensivos.

Los factores de riesgo dietéticos incluyen el vegetarianismo, ya que la biodisponibilidad del zinc es menor en las verduras que la carne. Además, los vegetarianos suelen consumir más legumbres y granos enteros, que contienen fitatos que se unen al zinc e inhiben la absorción. (Ver estudio).

En este caso, si la pérdida de cabello es debida a una deficiencia de zinc, puede ser revertida como puede verse en los siguientes estudios:

Terapia de zinc oral para el efluvio telógeno relacionados con la deficiencia de zinc.

– Análisis de las concentraciones séricas de zinc y cobre en la caída del cabello.

– El efecto terapéutico y el cambio del nivel sérico de zinc después de la suplementación con zinc en pacientes con alopecia areata que tenían un nivel bajo de zinc sérico.

En ausencia de deficiencia hay poca información sobre los efectos de suplementación.

Niacina

No existen estudios con respecto a los niveles de niacina en pacientes con pérdida de cabello.

Ácidos grasos

La deficiencia de los ácidos grasos esenciales poliinsaturados El ácido linoleico (un ácido graso omega-6) y el ácido alfa-linolénico (un ácido graso omega-3) pueden ser resultado de una nutrición inadecuada y trastornos de malabsorción. (Ver estudio) En este caso si existe evidencia de pérdida de cabello por deficiencia de ácidos grasos, de hecho, los ácidos grasos insaturados pueden modular la acción de los andrógenos por la inhibición de la 5α-reductasa, similar a la droga finasterida (ver estudio). Además, el ácido araquidónico, un ácido graso omega-6, puede promover el crecimiento del pelo mediante el aumento de la proliferación (ver estudio).

Selenio

El selenio es un oligoelemento esencial que desempeña un papel en la protección contra el daño oxidativo, así como la morfogénesis del folículo piloso. Las investigaciones sobre la relación entre la deficiencia de selenio y la alopecia en humanos es muy limitada, sin embargo y, sorprendentemente, varios de los suplementos comerciales contienen selenio. Este dato es importante tenerlo en cuenta porque la toxicidad del selenio de suplementos nutricionales sí está bien documentada, incluso podría generar pérdida de cabello generalizada.

Vitamina D

Actualmente no existen suficientes datos sobre los efectos de la suplementación de vitamina D en la pérdida del cabello, pero tenemos un estudio de ocho mujeres con efluvio telógeno que mostró que los niveles séricos de vitamina D2 eran significativamente más bajos que en los controles. Además, los niveles de vitamina D2 disminuyeron con el aumento de la gravedad de la enfermedad. (ver estudio).

Vitamina A

No se ha relacionado la deficiencia de vitamina A con la pérdida de cabello, sin embargo, la hipervitaminosis A producida por la sobre-suplementación, tiene un fuerte vínculo conocido con la pérdida del cabello y con otros efectos como la piel, la visión y los cambios óseos. (ver estudio) (ver estudio)

Vitamina E

La deficienciade vitamina E produce anemias hemolíticas, hallazgos neurológicos y sequedad de la piel. La deficiencia de vitamina E es rara, pero puede ocurrir con trastornos de malabsorción de grasa. Existe información mínima en la literatura sobre los beneficios de la suplementación con vitamina E en la pérdida del cabello.

Un exceso de vitamina E puede aumentar el riesgo de hemorragia y disminuir la producción de hormona tiroidea. (ver estudio)

Ácido Fólico

El cuerpo necesita Folato, especialmente durante el embarazo. El folato es la forma natural del ácido fólico que se encuentra especialmente en verduras de hoja verde. Es maravilloso pero en un estudio no se observó ninguna diferencia significativa en los niveles séricos de folato en 91 pacientes con pérdida de cabello difusa en comparación con los controles. (ver estudio)

De hecho, otro estudio de 200 mujeres con efluvio telógeno crónico demostró que el 28,5% tenía ácido fólico sérico elevado, aunque no se incluyó la metodología del estudio y por lo tanto se pueden extraer conclusiones limitadas. (ver estudio)

Biotina

La mayoría de suplementos anticaída contienen biotina. Ciertamente, uno de los efectos de la deficiencia de biotina es la alopecia, pero esta deficiencia se considera como “rara” porque las bacterias intestinales son capaces de producir los niveles adecuados de biotina. Podría darse en casos de alteraciones en la flora intestinal, algo de lo que hablamos en este post > Probióticos y Síndrome Ovarios Poliquísticos.

¿Sabes qué es lo mejor de todo? que ningún ensayo clínico ha demostrado eficacia en el tratamiento de la pérdida del cabello con la suplementación con biotina en ausencia de deficiencia. Eso sí, para uñas quebradizas podría serte útil.

Conclusiones

La pérdida de cabello es algo que nos causa un gran impacto y frustración y, bastante habitual en mujeres con Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP). A menudo buscamos suplementos mágicos y nos encontramos con una amplia variedad y de todas las marcas posibles. La realidad es que todos estos suplementos no suelen estar regulados, siendo responsabilidad de los fabricantes revisar la seguridad y efectividad de los mismos.

Si estás padeciendo este problema, te recomendamos encarecidamente que no sucumbas a las promesas del marketing, trata de averiguar la causa acudiendo a un profesional que pueda valorar mediante un análisis general si existe alguna deficiencia.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta

Revisa estas posibles causas e intenta revertirlas mediante un estilo de vida saludable:

– El Síndrome de Ovario Poliquístico se caracteriza por un nivel elevado de andrógenos, aproximadamente entre un 40% y un 70% de mujeres con SOP padecen hiperandrogenismo. Este es un motivo de caída de cabello bastante habitual que no vas a solucionar con suplementos. Trata de equilibrar tus hormonas naturalmente, mediante un estilo de vida paleo puedes controlar los niveles de insulina. Niveles altos de insulina se relacionan directamente con aumento de testosterona en mujeres.

– Basa tu dieta en comida real, come verduras y frutas de temporada, carnes de pasto, pescados ricos en Omega-3 y grasas buenas.

– Muchas deficiencias están ocasionadas por desequilibrios en la microbiota. Cuida tus bacterias intestinales. En este post lo explicamos Probióticos y Síndrome Ovarios Poliquísticos. También es importante ayudar a estas bacterias alimentándolas, puedes leerlo aquí Prebióticos. Alimentando a nuestras bacterias.

– Otra causa común de la caída de cabello excesiva, que muchas veces pasamos por alto, es el estrés. Es difícil a veces controlar el estrés, pero puedes hacer algunas actividades para paliarlo. Entre ellas: deporte, yoga, meditación… ¡anímate!

 

Cuéntanos tus experiencias, ¡podrías ayudar a otras mujeres!

María R.

Co-Fundadora

Técnico Superior en Dietética en proceso. Blogger sobre SOP y estilo de vida Paleo. maria.r@paleosop.com

¿Nos sigues en Facebook?
No, gracias
×
Did you like it?
Share it on Facebook
No Thanks
X